Make your own free website on Tripod.com

Por Annie Moon, mailto: kawai71@hotmail.com

Dedicado a mi mejor amiga Laura Hernández

3º capítulo: "Hablando de viejos recuerdos"


 


EN LA CORPORACIÓN CÁPSULA

-¡Mamá, mamá!-gritó Trunks desde la entrada.

-¿Cómo es que han tardado tanto?-preguntó Bulma.

-Nos hemos entretenido por el camino. Ella es Ann.-Trunks se apartó a un lado.

-Hola Sra. Bulma.

-Hola Ann, pero lo de "Sra." Sobra. Aunque no lo creas, la gente me encuentra muy joven.

-De acuerdo-Ann se reía.

-Trunks, vete a tu habitación. Quiero hablar a solas con la chica.

-Pero...

-Haz lo que te digo, sino se lo diré a tu padre.

-Esta bien.-Trunks subió a su habitación refunfuñando. Trunks no quiso desobedecer a su madre, ya que le tiene mucho respeto (o más bien miedo)J .

-Ven conmigo Ann-las dos entraron a la sala de invitados. Se sentaron en el sofá y Ann dejó la cartera en el suelo.

-Hacía mucho tiempo que no nos veíamos.-dijo Bulma.

-Hace seis años que no venía esta casa. Desde que mi padre se enteró que la mejor amiga de su esposa, era la dueña de la Corporación Cápsula, le obligó a no venir y, claro, yo siempre iba con ella.

-Pero Jamine siguió viniendo.

-Lo hacía a escondidas, y a mí ya no me traía.

Trunks estaba detrás de la puerta, escuchando todo lo que decían.

-Mi padre al final, lo descubrió y por eso la mató.-Ann rompió a llorar y abrazó a Bulma, y esta intentaba consolarla.-Hizo que pareciera un accidente..., ¡y esta tarde ha intentado matarnos a Trunks y a mí!

-Ann, tranquilízate. No querrás que Vegeta se entere, ¿verdad?-Bulma le acarició el pelo.

-Cuando mi mamá murió, y mi padre recibió la noticia, vi en sus labios una malévola sonrisa de satisfacción.

-Ann, ya sabes que si necesitas a alguien para desahogarte, me tendrás a mí. Dime una cosa, ¿habéis llegado tarde porque os perseguían?

-Si.-Ann se limpió la cara- A mi no me pasó nada, pero a Trunks le hirieron en un brazo.

-¿Con qué?

-Con una bala. Tu hijo me salvó la vida. Le rasgó el brazo, pero le curé la herida con mi magia.

-¿Él sabe que tu eres...?

-Si.

-Será mejor que vallas a ver que hace Trunks.

-¿Dónde está?

-En su habitación, en el segundo piso. Ahora subiré y les llevaré la merienda.

-Gracias Bulma.

-¿Por qué?

-Por todo lo que has hecho y haces por mí.-La chica sonrió. Trunks subió rápidamente a su habitación. Sacó varios libros, para disimular. Ann picó a la puerta.

-¡Adelante!-gritó desde dentro. El saiyan estaba sentado en la mesa estudiando (o eso parecíaJ ).-¿De qué han hablado?

-De viejos recuerdos.

Bulma abrió la puerta y entró con vasos de zumo de naranja y un plato con galletas. Los dejó encima de la mesa.

-¡Gracias!-dijeron los dos jóvenes a la vez. Bulma se fue.

PASADO UN RATO

-¡Estaban buenísimas las galletas!-dijo Trunks.

-Tu madre cocina muy bien. Por cierto, ¿qué hora es?

-Las siete y media.

-Será mejor que me marche. ¡Luz, ¿dónde estas?!-la gata se había pasado toda la tarde durmiendo.

-¡Miauuuuuuu!-maulló la gata, aunque parecía un bostezo gatunoJ .

-Venga tenemos que irnos. Hasta mañana, Trunks.

-Hasta mañana, Ann-el chico la acompañó hasta la puerta. Antes de salir, la chica dijo:

-Quería decirte una cosa, ¿a ti no te han enseñado que espiar detrás de las puestas es de mala educación?-Ann había pillado a Trunks. Se oyó un "hups". Ann siguió-Espero que todo lo que has oído quede entre nosotros-le guiñó un ojo y se fue.

EN CASA DE ANN

Al llegar a su casa, la criada le dijo que su padre le esperaba en el despacho de éste. Cuando llegó a la puerta, Ann picó.

-Pasa.

-¿Qué queréis, padre?

-Quiero saber a donde has ido.

-A casa de una amiga. ¿No habéis leído la nota?

-Ya sabes que no me gusta que salgas.

-¿También me prohibirás salir, cómo se lo prohibiste a máma?-Ann se enfadaba con facilidad.

-Lo de Jamine fue otra cosa.

-No querías que fuera a casa de la Sra. Bulma, la dueña de la Corporación Cápsula-el Sr. Nimura miraba a su hija con rabia.-Se lo prohibiste, pero ella siguió yendo. ¡POR ESO LA MATASTE!

-¡¡Ann!!, ¿Cómo puedes decir eso?-cada vez estaba más enfurecido. Y con la más tranquilidad del mundo, Ann dijo:

-Padre, solo digo la verda-contestó con sarcasmo, y esa fue la gota que colmó el vaso.

-¡Vete a tu cuarto!, ¡No toleraré más faltas de respeto e indisciplina!-estaba realmente indignado.

-Si, padre.

Cuando la chica salió de la habitación, el Sr. Nimura llamó a Nancy.

-¿Si señor?

-Quiero que a partir de hoy mismo, la habitación de Ann este cerrada a cal y canto cuando ella vuelva del instituto. Solo saldrá para asistir a sus clases. Tu te encargarás de llevarle el desayuno y la cena.

-¿Señor, esta seguro de que...?

-¿Acaso osas desobedecer mis órdenes?

Nancy no sabía que contestar. Si metía la pata, serían capaz de echarla del trabajo.

-No, señor.

-"Esa cría sabrá quien es su padre"-pensaba el Sr. Nimura.

EN LA HABITACIÓN DE ANN

Ann estaba recogiendo sus libros, y preparando la mochila para el día siguiente. Llamaron a la puerta.

-Adelante, Nancy, ¿Qué haces aquí?-se estrañó al verla allí.-Ahora iba a bajar a cenar.

-No tengo buenas noticias para usted, Srta.

-¿Qué quieres decir?

-Su padre se ha enfadado muchísimo con usted, y me ha ordenado que cierre la puerta de su habitación con llave cuando estéis aquí, y la traiga la comida todos los días.

-¿Pero, por qué?-Ann luego pensó que era una pregunta estúpida, la que hizo. Ella sabía de sobras porque su padre la había recluido en su propia habitación.

-No me ha dicho el motivo, pero parecía muy enojado.

-Da igual, puedes irte.

Cuando Nancy salió, se oyó la llave entrar en el paño. La chica se acercó a la puerta, e intentó girar la manilla. Cerrada. Su padre era capaz de eso y mucho más.

-Me habrá encerrado, peor no me quedaré con los brazos cruzados. Descubriré cuales son los negocios que esta haciendo con la empresa Nakomi-Ann se sentó en la computadora, y empezó a teclear-Esto lo hago por mamá.

Notas de la autora: Por si acaso alguien se lía, la historia comienza el primer día de instituto, y lo cuento según mis fechas en las que yo voy al colegio, es decir, Ann, Trunks y Gotten, empiezan en septiembre, y acaban en junio. Estén atentos al siguiente capítulo, porque, ¡aparece el hermano de Ann!

Avance del cuarto capítulo:

-¿Por qué queréis hundir esa empresa?-preguntó el hombre misterioso.

-Poco después de la muerte de tu madre, desapareciste, Satoshi. Y ahora, al cabo de poco más de un año, apareces.