Make your own free website on Tripod.com
 

**Capítulo Especial**

 




Hola amigos!!; E aquí, como prometí, el capítulo extra de "La Poderosa Niña Saiyan". Notarán a este capítulo diferente los demás por su decoración, etc. Eso se debe a que... ¡¡Es ESPECIAL!! Jajaja!!. X_xU (Uyyy!! Estoy perdiendo mi sentido del humor...!!).

Bueno, les contaré un poco (¡Pero solo un poco!) De lo que leerán a continuación: Kasley y Trunks llevan un año de casados, y Kasley está embarazada *_*!!. (¡Fanáticas de Trunks, cálmense, recuerden que es solo un fanfic!). En fin, el Dr. Wildlok hace presencia para capturar definitivamente a Kasley, para hacerla parte de su poderoso ejercito, y todos son testigos de los fuertes luchadores que tiene bajo control este personaje. Pero... ¿Esas son las verdaderas razones del Dr. Wildlok?.

En fin, la cosa es que ni la fusión puede ayudarlos y los pocos sobrevivientes de aquel ataque escapan a otra galaxia. Allí, entrenarán a Goten Jr. Y a Trunks Jr. Ya que todos tienen bien presente que ellos son su única esperanza. Oh!, Olvidé presentar a Goten Jr. Pues bien, el hijo de Goten y Pares estará ahí en todo momento, para cobrar venganza junto con su primo...

Eso fue todo. Si quieres enterarte de lo que ocurrirá, ¡Pues, sigue leyendo!, Porque aquí contaré cosas que Kasley no mencionó -Y no mencionará- en los capítulos comunes del fanfic. Nos vemos!!.

Ahh!, Y recuerda: sea cual sea tu opinión de este fanfic, no olvides enviarla a: vegerotto_chan@yahoo.com
 
 







Dedicado totalmente a mis mejores amigas: Luisella (Lipi), Micaela (Waiky) y Pamela (Fish)

...Pasaron cinco largos y hermosos años de paz y tranquilidad. Tres años antes, el amor que Kasley y Trunks se sentían llegó a los extremos y decidieron casarse. Dos años más tarde, Kasley quedó embarazada. Todo parecía marchar sobre ruedas, y nuestros amigos parecían no percatar el peligro en el aire. A Kasley le pareció extraño que los súbditos de Wildlok no aparecieran, pero supuso que se habían resignado a atraparla.


 


A diferencia de todos los Saiyans, Trunks trabajaba. Era el Director Ejecutivo de la Capsule Corp. Y vivía, junto a su esposa embarazada de un mes, en una gran mansión en las lejanías de la capital, en medio de un hermoso y tupido bosque.

Era una calurosa mañana de verano, y Kasley y Trunks nadaban en una laguna cercana a su casa (que, a propósito, era de ellos, porque estaba dentro de su enorme terreno).

Kasley estaba a punto de hacer su típico "Salto Mortal".

-¡Trunks, no me estas mirando!- regañó Kasley a Trunks. Él sí la miraba, pero no especialmente a ella, sino a "sus medidas"; ya que llevaba puesta su bikini favorita.

-¡Ahh!, Kasley, ese salto lo haces todas las benditas mañanas. Además, ni te creas que no me di cuenta de que haces trampa.- Dijo Trunks dándose media vuelta y cruzándose de brazos.

-¡¿trampa?!- Gritó encolerizada Kasley.

-¡Sí!, ¡¡Tu vuelas, no saltas!!- remató Trunks.

-Bueno, sí quizá. ¡Pero en este no volaré, lo juro!- Dijo Kasley, antes de ser ¿atacada?.

Kasley empezó a gritar y a sujetarse con fuerza la cabeza. Sentía un fuerte chirrido agudo, pero parecía como que solo Kasley podía oírlo, porque a Trunks no parecía afectarle.

-¡Kasley!- Gritó Trunks saliendo rápidamente del agua y volando hasta la roca en la que estaba Kasley.

Kasley ya había perdido el conocimiento; ese ruido tan agudo estaba a punto de matarla, hasta que, de pronto, cesó. Kasley estaba desmoronada en el piso, y Trunks le hablaba a su lado. Lucía muy preocupado, pero ella solo veía a sus labios moverse sin la compañía de su voz. Fue entonces cuando lo escuchó. Era una voz muy familiar, que le dijo: "Sentirás algo peor que eso en cuanto llegue". En cuanto esa voz cesó en la cabeza de Kasley, esta cayó desmayada.

-Kasley... Kasley... ¿Me escuchas?- Esas palabras se repetían con eco en la mente de Kasley. Cuando abrió sus ojos, pudo ver una silueta familiar, pero no pudo distinguirla, porque todo estaba muy nublado.

Poco a poco su vista volvió a ser la misma y pudo distinguir a Trunks de un lado y a Milk del otro.

-Tru... Trunks... Tía...Milk...- Dijo sin fuerzas Kasley. Notó que tenía un vendaje en la cabeza.

-No te preocupes, aquí estamos- dijo Milk sujetándole la mano. Trunks salió de la habitación corriendo.

-¡¡Recuperó el conocimiento!!- Repetía una y otra vez por el pasillo.

-¡Valla susto nos diste!- Decía Milk

-¿Dónde estoy?- Preguntó Kasley

-En un hospital. Trunks te trajo y nos llamó. ¿Qué te ocurrió? Trunks nos dijo que de repente empezaste a gritar y a sujetarte la cabeza, y que luego caíste desmayada. Pero no te preocupes, ¡¡tu primo Gohan es el mejor doctor del mundo, y él te está atendiendo con mucha preferencia!!.- Dijo Milk. Seguido a esto TODOS sus amigos empezaron a entrar en la GRAN habitación. Krillin, Yamcha, Piccolo, Dende, Poppo, Goku, Goten, Videl, Pan, Nº18, Marron, Pares; ¡Hasta Vegeta estaba!. En fin, TODOS.

Gohan, vestido de médico, empezó a analizar a Kasley.

-Kasley, cada día me asombras más y más. ¡¡Acabas de salir de un "Coma 4"!! ¿Sabes lo que eso significa?- Dijo serio Gohan

-¿Coma 4?- dijo confusa Kasley

-Existen 4 tipos de "Comas". Cuando alguien cae en "Coma 4" ya está oficialmente muerto. No conozco a nadie, ni nadie que conozca a nadie, que haya salido de un "Coma 4"- Explicó Gohan.

Kasley sonrió.

-¿Qué tratas de decirme?- Dijo

-Que de no ser porque eres la chica más fuerte del mundo no te hubieras salvado. Eso es lo que trato de decirte, pero de todas formas tengo que examinarte. A propósito, ¿Nos dirás que te ocurrió?- Decía Gohan mientras escuchaba el corazón de Kasley con un estetoscopio.

Es cierto. Se había olvidado por completo de aquella voz.

-Era Wildlok- Dijo con la vista perdida Kasley

-¡¡Tenemos que apresurarnos, él llegará en cualquier momento!!- Gritó Kasley mientras se ponía en pie con dificultad. Notó que aún llevaba puesta su bikini. Enseguida se tocó la panza.

-¿Y mi bebé?- Preguntó asustada a Gohan.

-Mejor que nunca- Respondió Gohan con un gesto de cabeza.

-Bien. Tenemos que entrenar. ¡¡Pero ya!!- Kasley estaba asustada. Sabía que algo muy malo estaba a punto de ocurrir. Y así fue...

-¡No, Kasley!. Tú te quedarás aquí. Quédate tranquila. Nada ocurrirá; y si me equivoco, estaremos allí para defenderte. ¡Pero tú no pones un pie fuera de esa cama!- Increpó Goten.

-No lo entienden. ¡¡Wildlok vendrá en cualquier momento!!- Gritó histérica Kasley.

-¡¿Después de tanto tiempo crees que se acuerde de ti?!. ¡¡¿Te crees el ombligo del mundo?!!- Respondió Vegeta.

En ese momento, dos grandes monstruos salidos de la nada comenzaron a destruir la ciudad. Como por instinto, todos salieron volando al lugar de los hechos. Entre todos los vencieron sin dificultades, pero todo era una trampa. Y Kasley lo sabía. Pero no podía hacer nada.

-¡¡Pan, por favor, tienes que sacarlos de allí!!. ¡¡Es una trampa!!- Rogó Kasley sujetando a Pan de la ropa.

Pan salió volando del hospital.

-¡Oh, no!- Dijo Kasley mirando el techo.

-¡¿Qué ocurre?!- Gritó Milk, entre todo el ruido de destrucción.

-¡¡Está sobre nosotros!!. ¡Rápido vengan y tóquenme!- Grito mientras todos ponían sus manos sobre Kasley. Enseguida todos se encontraban en el Templo de Kami-Sama.

-Iré por ellos. ¡¡Y no me lo impidan!!- Gritó Kasley poniéndose en pie y transformándose en SS.

-Nosotras iremos contigo- Dijeron Pan y Nº18 al unísono. Seguido a esto las tres salieron volando del lugar.

-¡¡No logro sentir sus Kí!!- Gritó furiosa Kasley.

-¡¡Allá están!!- Gritó Nº18, señalando a un punto muy distante. Las tres volaron hacia allá. Pero era demasiado tarde...

Todos estaban muertos. Gohan... Goku... Vegeta... Piccolo... Trunks... ¿Trunks?... No. No lograba encontrar su cadáver. Tampoco el de Goten. Una sonrisa se dibujo en el rostro de Kasley al sentir ambos kí. Pero estaban unidos. No entendió lo que sucedía hasta que lo vio.

-¡¡Gotenks!!- Gritó Kasley casi llorando de la alegría.

-¡¿Nos extrañaste?!. ¡Vinimos para acabarte, maldito Wildlok!- Gritaron mirando a un punto detrás de Kasley.

-¡Valla, valla!. Parece que has crecido un poco, "Kas". Mi hijo está ansioso de verte. ¿Por qué has estado huyendo de mí todo este tiempo?. ¡Cada guardián que te envió me lo matas!.- Dijo Wildlok en carcajadas.

Hacía mucho que Kasley no lo veía en persona. Estaba mucho más viejo, con unas extrañas ropas oscuras.

-¡¿De qué demonios hablas?!- Gritó Kasley

-De mí- Dijo la voz de un joven muy atractivo.

-¿Lyan?- Dijo Kasley confusa y boquiabierta.

-Veo que aún me recuerdas- Dijo sonriendo Lyan.

-¿Quién es ese fanfarrón, Kasley?- Preguntó con una mueca de asco Gotenks.

-Es el hijo de Wildlok. Lo conocí cuando era pequeña, mucho antes de conocer a Wildlok. Fuimos novios, pero cuando descubrí que Wildlok era su padre, y que Lyan tenía los mismos propósitos que su padre, rompimos.- Explicó Kasley a Gotenks mientras dejaba de ser un SS.

-Veo que has controlado tus poderes al máximo, y eso me deja en desventaja. Pero, aclárame, ¿Cuáles son los verdaderos propósitos que descubriese de nosotros?- Dijo muy formalmente el Dr. Wildlok.

-¡No te hagas el tonto!. ¡¡Oí perfectamente cómo le decías a Lyan que me harían parte de Uds. por las buenas o por las malas!!- Gritó con el puño cerrado Kasley.

Lyan y su padre, el Dr. Wildlok, comenzaron a estallar en carcajadas.

-¿De manera que todo este tiempo creíste que te haríamos parte de nuestro ejercito de súbditos?. ¡¡¿Acaso no sabes que existen idiotas mil veces más fuertes que tú?!!- Dijo estallando de la risa Lyan.

Kasley estaba por perder completamente la paciencia.

-¡¿Y se puede saber por qué demonios, entonces, me han estado arruinando la vida; por no decir otra cosa más grosera?!- Gritó con ambos puños cerrados.

-¡¡Serás la esposa de Lyan!!- Respondió también sin paciencia el Dr. Wildlok. Kasley se quedó perpleja y luego de unos minutos comenzó a estallar en carcajadas.

-No. No es posible. ¡¿Me están haciendo una broma?!. ¡¡¿Acaso arruinaron la vida de todas estas personas para proponerme matrimonio?!!- Gritó señalando los cuerpos de millones de personas muertas, a causa de las grandes destrucciones.

-No te lo estoy proponiendo. ¡Es una orden!- Gritó Lyan acercándose a ella. El sujeto aparentaba tener la misma edad que Kasley. Tenía el cabello azul claro y los ojos lilas. En cuanto al físico y rostro; eran los mismos de Trunks.

-Pero... ¿Porqué yo? ¡¡¿Acaso no entiendes que ya NO te amo?!!- Preguntó Kasley

-Eso no me importa. Mi padre descubrió que tu mezcla de razas, es decir, Saiyan por parte de tu padre y Nertro por parte de tu madre; las dos razas de guerreros más poderosas del Universo; más mi raza, daría a nacer a un guerrero invencible; ¡capaz de destruir al Universo entero!.- Explicó Lyan, pero fue interrumpido por Gotenks.

-¡Pues lamentamos interrumpir, pero Kasley está casada con Trunks!- Gritó Gotenks interponiéndose en el escaso espacio que había entre la inerte Kasley y el apuesto Lyan.

Lyan le propinó un fuerte golpe a Gotenks, quién salió volando por los aires. Lyan miró tiernamente a Kasley y le sonrió. Luego lanzó un gran rayo sobre Gotenks, y seguido a esto, Goten y Trunks se separaron.

-¡¡No!!- Gritó Kasley al comprobar que Goten estaba muerto y que Trunks apenas y se ponía en pie.

-Así que ésta es la basura por la que me reemplazaste- Dijo parándose frente a él con una sonrisa maliciosa.

Lyan preparó un rayo en su mano, y estaba a punto de matarlo, de no ser por Kasley que se interpuso y detuvo el ataque. Seguido a esto sonrió, y se lo volvió a lanzar. Lyan salió volando por los aires y Kasley aprovechó para ir por Trunks.

-Kasley... debes huir... ¡Vete!- Gritó Trunks malherido.

-¡Jamás!- Gritó Kasley mientras se reincorporaba junto con Trunks para salir volando. De repente recordó a Nº18 y a Pan. ¿Dónde estaban?. Recorrió todo el terreno, hasta que dio con ellas. El Dr. Wildlok las estaba ahorcando con un lazo de fuego mágico (Porque bien sabemos que Wildlok no podría mover ni un escarbadientes, de no ser por su magia).

-Ve a ayudarlas. Yo me quedaré aquí- Dijo Trunks sentándose con dificultad en el suelo. Kasley, no muy segura de su decisión, fue al rescate de sus amigas.

Luego de muchos esfuerzos, Nº18 y Pan estaban en libertad, y Kasley las tomó por dónde pudo y las teletransportó al Templo de Kami-Sama.

Cuando Kasley volvió por Trunks, este estaba siendo ahorcado por Wildlok.

-¡¡Maldita, mataste a Lyan!!- Gritó encolerizado Wildlok

-¡Ahora él pagará por lo que hiciste!- Dijo Wildlok levantando mágicamente a Trunks por los aires y cuando llegó a cierta altura, explotó por los aires gritando -¡¡Kasley!!-

Era demasiado fuerte para Kasley, quien cayó sobre sus rodillas llorando y mal diciendo.

-Oh, lo olvidaba: Ahórrate energía para volver a ese Templo en el que dejaste a las dos mocosas que me atacaron...- Dijo mientras estallaba en carcajadas.

-¡¡¿Qué?!!. ¡¡No!!.- Dijo mientras se ponía torpemente de pie. –No es posible- Dijo con la mirada inerte.

-¡¡¡¡¡TE ODIO!!!!!- Gritó Kasley mientras su ira estallaba. Sin darse cuanta estaba convertida en SS fase 3

Kasley jadeaba con fuerza, mientras que un ENORME cráter bajo ella adornaba el terreno. Jamás había estado en esa transformación, y le llamó mucho la atención ver su cabello rubio TAN largo.

-¡¿quieres matarme?!, ¡Estás enojada, ¿cierto?!; ven. TE RETO. ¡¡¡Atácame, infeliz!!!- Dijo antes de estallar en carcajadas.

-¡¡No la provoques, enfermo!!- Gritó Pan desde un rincón.

-¡¿Pero qué...?!- Gritó Wildlok al ver a todas metidas en un campo de energía generado por Pan, Nº18 y Videl.

-¡¡Yo... las eliminé... las ví volar en pedazos...!!- Tartamudeaba Wildlok.

Pan bajó la vista. –No éramos nosotras a los que viste volar en pedazos. Eran Mr. Poppo y Dende.- Explicó mientras una lágrima rodaba su mejilla.

-¡¡Ahora no podremos revivir a la gente que mataste, maldito!!- Gritó mientras se abalanzaba sobre Wildlok.

-¡No!- Dijo Kasley interponiéndose entre ellos. Rápidamente tomó a Pan y se reunió con todas sus amigas.

-¡¡¡Chicas, reconstruyan el campo de energía, y háganlo lo más fuerte posible!!!- Gritó Kasley

-¡¡¿Qué piensas hacer?!!- Gritó alarmada Milk

-No se preocupen por mí... ¡¡¡¡Ahhh!!!!...- Gritó antes de caer rendida en el piso. Lyan estaba parado detrás de ella, bastante enojado y muy herido.

-¡¡Hijo, estás vivo!!- Gritó Wildlok

-...Y pensar que tendré a una esposa tan ruda. Ni modo, con tal de que nazca ese niño que supuestamente será el guerrero más fuerte que pise el Universo... Quizá pueda soportarlo...- dijo entre risitas.

-¡¡Jamás tendré un hijo tuyo!!- Gritó Kasley con sus últimas fuerzas.

La transformación no le sirvió de mucho, ya que ella estaba completamente agotada.

Sacó fuerzas de donde no tenía y torpemente se pudo en pie.

-...A ver, como lo llamaremos... ¿Qué te parece Phizar?...- Lyan parecía tomarle el pelo a la agotada y jadeante de Kasley.

-¡¡¡YA CALLATE!!!- Gritó mientras se abalanzaba sobre él. Wildlok notó que no faltaría mucho para que Kasley acabara con Lyan; así que volvió aquel chirrido agudo a la cabeza de Kasley.

Ésta se retorcía por todo el terreno gritando, hasta que el ruido cesó.

-¡¿Acaso no aprendes de los errores?!, Muchacha tonta- Dijo Wildlok enojado.

Ya no había esperanzas. Había dos opciones: o escapaba, o aceptaba casarse con Lyan... ¡¡Jamás!!. Huiré.

Kasley corrió dónde sus amigas y entró en el campo de energía. Enseguida todas pusieron sus manos sobre ella. Kasley buscó el kí más lejano a la Tierra y miró con recelo a Wildlok, y con la misma mirada que se confunde con la de Vegeta agregó -¡Aún no acabo contigo!-. Y desapareció de los ojos del Dr. Wildlok.

-¡¡ PODRÁS HUÍR, PERO NO ESCONDERTE DE MÍ. Y POR TU COBARDÍA DESTRUIRÉ TU MUGROSO PLANETA!!- Gritó encolerizado Wildlok haciendo una enorme bola de energía en su mano.

-¡¡Detente!!- Dijo Lyan interponiéndose.

-Le tenderemos una trampa. Estoy seguro que volverá a este planeta. Pon un campo de energía para rastrear a todo ser que pise este planeta. De esa manera podremos saber de quién se trata; y si es Kasley, el campo se adherirá a ella y la seguiremos!!.- Finalizó Lyan

-Hijo, cada día me sorprendes más y más...- Dijo Wildlok arrojando una esfera azul al planeta. Seguido a esto el planeta fue rodeado por esa esfera; y segundos más tarde, la esfera se hizo invisible.

-Tarea realizada. Ahora volvamos a casa.- Dijo Wildlok mientras abría la compuerta de su nave.

EN LA GALAXIA OESTE, EN UN PLANETA SIMILAR A LA TIERRA...

-¿Dónde estamos?- Preguntó Pan, observando a los extraños seres que vivían ahí. Era una pequeña y pacífica aldea, rodeada de naturaleza.

Los seres los miraban asustados. Eran muy pequeños, de color verde con manchas naranjas y sin poder alguno. Kasley volvió a su estado normal, y cayó desmayada.

Cuando despertó, se encontraba en una pequeña carpa de piel de animal (Ya saben, como la de los indios!). Marron estaba mojando paños en agua y se los estaba poniendo en la frente a Kasley.

-¿Qué ocurrió?- Preguntó Kasley reincorporándose.

-¡No te preocupes, vuelve a acostarte!. Los Naibos hablan nuestro idioma, y les explicamos todo lo que ocurrió. Gracias a ti, ahora estamos a salvo.- Dijo Marron con una sonrisa.

Kasley le devolvió la sonrisa y se volvió a dormir. En verdad necesitaba descansar.

3 AÑOS MÁS TARDE...

-¡Trunks, ven a comer!- Llamó Kasley a su hijo Trunks Jr.

-¡Enseguida voy, mami!- Respondió el pequeño hijo de Kasley y Trunks, de apenas tres años de edad. Tal y cómo lo había previsto Bulma, Trunks Jr. Era, o sería, el Saiyan más fuerte del Universo.

Apenas a los 2 años, se había transformado en SS; gracias a un duro entrenamiento al que fue sometido junto con Goten Jr. Por su madre, Pan, Nº18 y Videl.

Con tan solo 3 años, ya había vencido a su "prima" Pan.

Al parecer, Goten había sorprendido a todos. Traía el mismo físico de su padre; pero la responsabilidad y la persistencia con los entrenamientos de su abuelo. Sin mencionar que había fulminado con el asombro de todos, al descubrir que él también traía cola. Por fortuna de todos, aquel planeta no tenía luna alguna; por lo que no podían transformarse ninguno de los tres Saiyan con cola!!.

Todos estaban sentados en una gran mesa (Porque era una costumbre de esa aldea, que todos comieran juntos).

Como era de saberse, Kasley, Pan, Trunks y Goten; comían como condenados.

Nadie parecía percibir el terror en el aire, salvo Kasley; quien ya había pasado por esto una vez...

Todos estaban comiendo plácidamente, cuando Kasley se paró en seco, con la boca aún llena. Su expresión era de espanto, y su vista estaba fija en un punto impreciso.

-¿Mamá?- Preguntó Trunks alarmado.

-Tenemos que irnos... ¡¡Ahora!!- Gritó Kasley tragando aquel enorme bocado y parándose lejos de la mesa.

Todos hicieron lo mismo. A los pocos segundos, una nave aterrizó no muy lejos de allí. Era la misma nave del Dr. Wildlok.

-¡Oh, no!. Es él. Nos encontró...- Dijo Pan aferrándose de la cintura de su madre, Videl.

-¡¡Llévense a todos lejos de aquí, yo me encargaré!!- Gritó Kasley a sus amigas. Todas comenzaron a correr junto con los seres de aquel planeta.

-Trunks, hijo, cuídate, y cuida mucho de tus seres queridos. Te los encargo mucho...- Dijo Kasley con una tierna sonrisa mientras besaba la frente de su hijo.

-...Pero tú eres uno de mis seres queridos...- Dijo Trunks en lágrimas y se aferró fuertemente de su madre.

Ella se agachó y le devolvió el abrazo a su hijo -Trunks, debes entender, este es mi deber...-

-¡¡Es nuestro deber!!- Dijo estallando en llanto Trunks.

En ese momento llegó Pan. Kasley la miró en son de que lo alejara de aquí.

-Pan, quiero que lo cuides mucho- Dijo Kasley también llorando.

-¡Sé fuerte, Kasley!- Dijo ella llorando en el hombro de Kasley.

-Hagan el campo de energía tan poderoso como puedan, ¿oíste?- Dijo Kasley apartándola.

Pan contestó afirmativamente con la cabeza y se marchó con el pequeño Trunks.

-...Cuídense...- Dijo Kasley casi en susurro.

-Bueno, bueno. ¿A quién nos encontramos aquí?- Dijo la voz de Wildlok.

Kasley volteó asustada. Se había olvidado por completo de ellos.

-Vine a detenerte de una vez por todas- Amenazó Kasley con los puños serrados.

-Calma, calma; esta vez no vinimos a hacerte daño. ¡¿Dónde está?!- Dijo perdiendo la paciencia el Dr. Wildlok.

Kasley los miró extrañada.

-¿Dónde está qué?- Dijo ella.

-¡¡No te hagas la tonta, sabemos perfectamente que tienes un hijo. El hijo de ese miserable llamado Trunks!!- Dijo haciendo presencia Lyan.

-¡¿Y cómo lo saben?!- Dijo Kasley alarmada.

-Lo vimos hace pocos días en mi espejo mágico. Nos topamos con ese muchachito y observamos que tenía un gran poder de pelea; sin mencionar el GRAN parecido con el insecto que matamos en tu planeta; un tal... ¿Trunks?. En fin, la cosa es que decidimos investigar más sobre él antes de hacerlo parte de nuestro ejército de soldados, con la misión de conquistar el Universo. Y por pura casualidad, topamos contigo; descubriendo que tú eras su madre. Ahora, nos darás al niño, y tú te casarás con Lyan.- Dijo cortante el Dr. Wildlok.

-¿Por qué andan molestando chicas indefensas, basuras como Uds.?- Dijo una voz masculina que jamás había oído.

Kasley volteó sin entender nada. Un muchacho de aproximadamente 17 años, estaba levitando justo arriba de Kasley.

-¡¿Quién...?!- Dijo Kasley mirando hacia arriba.

Un muchacho que jamás había visto en su vida, descendió y se paró frente a Kasley. Era MUY atractivo. Sus ojos y su cabello eran de color verde; y vestía unas ropas algo extrañas.

-Me presentaré...- Dijo aquel joven haciendo una reverencia frente a Kasley. –Mi nombre es Lance; y soy un guerrero solitario que solo está de paso...- Dijo reincorporándose y dedicando una sonrisa a Kasley.

-Tal parece que tiene problemas, señorita. Déjeme ayudarla.- Dijo éste sacando de su espalda una espada parecida a la de Trunks. Su expresión dejó de ser de amabilidad, y se tornó fría.

-¡¿Qué sabandija has traído ahora para morir, amor?!- Dijo irónico Lyan.

-Por favor, señorita Kasley, huya de aquí con todos sus amigos- Dijo Lance sin siquiera mirarla.

Kasley se puso pálida. ¿Cómo es que sabía su nombre?, ¿Y cómo es que sabía que tenía amigos?. No quiso quedarse a averiguarlo. Tenía un mal presentimiento. Así que estuvo a punto de teletransportarse cuando sintió los kí de Pan y Nº18 muy cerca de ella. En efecto, estaban frente al Dr. Wildlok en posición de batalla, junto a Lance.

-¡¡Kasley, huye de aquí con el resto; nosotros nos encargaremos de esta basura!!- Gritó Nº18 desde una esquina sin sacar los ojos en Wildlok.

-¡¡De ninguna manera, Uds. vendrán conmigo!!- Gritó Kasley con lágrimas en sus ojos.

-Si gustas, puedes venir luego por nosotras. ¡¡Ahora vete de aquí con el resto!!- Agregó Pan

-¡¡Pero se supone que es MI responsabilidad protegerlos!!- Dijo Kasley ya en llanto.

-¡¡Déjate de tonterías y vete YA!!- Le gritó Nº18 encolerizada.

-Pero...- Replicó Kasley.

-Por favor, señorita...- Agregó Lance.

Sin saber aún por qué, Kasley obedeció y se teletransportó al lugar de sus amigos.

Allí, un Trunks lo esperaba llorando desconsoladamente pidiendo por su madre. Al verla, corrió hacia ella y no volvió a soltársele.

-¡¡Rápido, tóquenme!!- Dijo Kasley mientras todos apoyaban su mano en ella.

Kasley notó que los seres de aquel planeta los miraban inmóviles.

-¡Dense prisa!- Gritó Bulma tendiéndoles una mano.

-No. Nosotros nos quedamos aquí. Es nuestro planeta, y si es necesario, moriremos junto a él.- Dijo el líder de los Naibos.

-Bien, entendemos. Muchas gracias por todo lo que han hecho por nosotros- Dijo Kasley esbozando una sonrisa.

Trunks y Goten corrieron hacia un pequeño Naibo, que había sido amigo de ellos desde que nacieron. Los tres se abrazaron y empezaron a llorar. Pero esta escena fue interrumpida por la tierra que comenzó a temblar.

-¡¡Rápido, vengan!!- Gritó Kasley

Con ambos dedos en la frente, encontró un planeta en la orilla de la galaxia, con un solo habitante. El ki de esa persona era muy débil. Kasley no perdió más tiempo, y teletransportó a todos.

EN EL PLANETA NAIBO...

-¡¡Muy bien, Pan. Es todo o nada!!- Dijo Nº18 a Pan

-¿Todo o nada? No estarán pensando en...- Dijo el joven Lance.

Pan respondió positivamente con un gesto de cabeza.

-Fue un gusto defender la raza humana contigo- Dijo Pan a Nº18 sin descuidar al Dr. Wildlok, quien observaba todo sin entender nada.

-Lo mismo digo- Respondió ella.

Pan miró a Lance. Aún tenía su espada en la mano, en posición de combate.

-¡Aguarden, hay una mejor manera que sacrificar sus vidas!- Dijo de repente Lance.

Las dos miraron a Lance sorprendidas. Era justamente lo que ambas pensaban hacer.

Lance, al ver que ambas lo miraban perplejas, entendió el por qué de su asombro y agregó:

-Lo siento, no se los dije antes. Puedo leer las mentes de las demás personas. Pude ver lo que están tramando, y lo que ese tal Wildlok está tramando. Pude ver todo lo que pasó, y por eso decidí ayudar. Y les repito: hay una mejor forma que estallar junto con esos dos tipos y el planeta...- Finalizó Lance con una mirada pícara. Pan se ruborizó.

-¡¿Y cuál es ese plan, sabelotodo?!- Dijo Nº18 cruzándose de brazos.

-Por lo que puedo ver, el más fuerte de esos dos es el más jóven. Pero ese tal Wildlok es más poderoso en cuanto a magia. Mi plan es que los tres ataquemos de sorpresa al Dr. Wildlok, una vez eliminado él; ese tal Lyan será pan comido- Remató Lance.

-¡¿Y cuándo atacaremos?!- Dijo ansiosa Pan.

-Aguarden... Wildlok tiene un plan también... piensa decírselo a Lyan, pero no puedo ver de qué se trata...- Dijo Lance tocándose la cabeza y serrando fuertemente los ojos.

Era demasiado tarde. Pan y Nº18 habían sido atacados por detrás por los súbditos de Wildlok. Los cadáveres de ambas quedaron tendidos en el piso, inmóviles.

-¡¡Pan, Nº18!!- Gritó Lance al ver tal escena. Wildlok chasqueó los dedos y sus súbditos desaparecieron. Tan rápido como aparecieron. Tan rápido como mataron a Pan y a Nº18...

-¡Así que puedes leer los pensamientos de los demás!. Ya lo sabía. Tu eres Lance Piuma. Un guerrero de la galaxia Norte. Los habitantes de tu planeta te echaron por tus "endemoniados poderes", cómo ellos los llamaban, y por pura casualidad llegaste a dar aquí.- Finalizó Wildlok.

-Veo que no dejas de usar ni un solo segundo tu espejo mágico, y para que no leyera tus pensamientos bloqueaste tu mente. Muy ingenioso de tu parte, pero todo acabó aquí.- Dijo Lance preparando su espada.

-¡¡NOOOOO!!- Gritó Kasley al ver los cuerpos tendidos inertes de sus amigas.

-¡¡Ahora si que se acabó. No te dejaré ir esta vez. Si yo me voy, tú te irás conmigo al infierno!!- Gritó Kasley mientras se preparaba para transformarse en Super Saiyajin fase 3.

-¡¡¡¡¡AAAAAAHHHHHHH!!!!!- Gritó Kasley repleta de ira, mientras un GRAN cráter permanecía bajo ella.

Con un hábil movimiento, Kasley apareció frente al Dr. Wildlok y le propinó un fuerte golpe en el abdomen. Este expulsó sangre por la boca, con un gesto de sorpresa. Es golpe lo dejó casi muerto en el piso.

-¡¡Papá!!- Gritó Lyan corriendo hacia su padre, pero Lance su interpuso y comenzó a luchar contra Lyan.

El cuerpo de Wildlok yacía inmóvil, pero aún estaba con vida.

-¡¡Debía haber hecho esto hace mucho tiempo, maldita sabandija!!- Dijo mientras arrojaba un gran rayo contra el moribundo Wildlok.

Por fin, para alegría del mundo entero, Wildlok había muerto.

-...Kasley....- Dijo la voz de Lance.

Kasley volteó y vio que Lance tenía su propia espada clavada en el abdomen.

-Ahora, cada vez que ese tipo quiera beber algo, se le caerá por el agujero!!- Dijo Lyan detrás de ella estallando en carcajadas.

-¡¡No, Lance!!- Dijo Kasley sin darle importancia a Lyan.

-¡¡Ahora mi padre los eliminará a los dos!!- Dijo Lyan entrecerrando los ojos.

Kasley volteó y lo miró sin piedad.

-¡Mira detrás de ti, enfermo!- Dijo fríamente Kasley. Sin entender nada, Lyan obedeció y contempló el cadáver inerte de su padre.

-¡¡¡¡NOOOO!!!!, ¡¡¡¡Papá!!!!- Gritó al comprobar que en verdad estaba muerto.

-¡¡Ahora me las pagarán!!- Dijo Lyan cerrando los puños con fuerza.

-Mira niño; no tengo tiempo para jugar contigo, ¿sabes?. Mejor en otra ocasión.- Dijo Kasley provocando el enojo de Lyan, mientras se teletransportaba al planeta en el que estaban sus amigas.

EN UN PLANETA MUY DISTANTE, EN LA ORILLA DE LA GALAXIA NORTE...

Cuando llegó, recordó que aún estaban los Naibos en aquel planeta.

-No me importa que digan que no abandonarán su planeta. Voy a buscarlos- Dijo Kasley poniéndose en pie y preparándose para teletransportarse.

-¡Espera!- Dijo débilmente Lance. –Pon tu mano en mi hombro- Dijo éste. Kasley, extrañada, obedeció.

-Ahora cierra tus ojos- Dijo Lance, haciendo lo mismo. Al cabo de unos segundos, la imagen de Lyan se hizo presente, y tenía una gran esfera en su mano.

-¡¡Oh, no!!, ¡Hará explotar el planeta!- Dijo Kasley.

-No tendrás tiempo en rescatar a los Naibos.- Cuando Lance finalizó esta frase, el planeta Naibo estalló en mil pedazos.

Kasley abrió los ojos. -¡Me salvaste la vida!- Dijo Kasley.

-Solo devuelvo favores... ¡¡Aaaayyyy!!- Dijo este tocándose la herida.

-Déjame ayudarte...- Dijo Bra haciendo presencia, ruborizada.

-...Gracias....- Dijo Lance, también ruborizado.

-¡¡¡¡¡¡¡¡MAMAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!- Esa voz hizo que el corazón de Kasley volviera a brincar de alegría. Cuando volteó, su hijo Trunks se tiró de tal manera sobre su madre, que ambos cayeron al piso estallando en carcajadas. Luego de un rato volvió a ponerse en pie. Pero fue en vano...

-¡¡¡¡¡¡¡¡¡TÍAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!- Gritó Goten también tirándose sobre su "tía"; y haciendo que vuelva a caerse.

-¡¡De acuerdo, esta vez me quedaré en el suelo!!- Dijo Kasley estallando otra vez en carcajadas, con ambos niños abrazados a ella. Al cabo de un rato, se puso en pie.

-¡¡¡¡¡¡¡¡KASLEYYYYYYYYYYY!!!!!!!- Gritaron las voces de dos mujeres conocidas. Kasley volteó con una GRAN gota y una cara de espanto.

Bulma y Milk también se tiraron sobre Kasley, haciendo que los cinco cayeran nuevamente al suelo.

-¡¡Siempre supe que podrías con ellos, porque saliste a mi adorado Goku!!- Dijo Milk con estrellitas en los ojos.

-¡¡Kasley, te debo la vida, no solo nos salvaste a todos, sino que por si fuera poco me diste un hermoso nieto!!- Replicó Bulma, tratando de provocar a Milk.

-¡¡Oye, recuerda que prácticamente también es MI nieto!!- Dijo Milk apretando los dientes, pero se detuvo a mirar los alrededores, como si buscase a alguien.

-...Y... ¿Dónde está Pan?- Dijo Milk algo angustiada.

-Sí, Kasley. ¿Dónde está? No la veo...- Dijo Videl con los ojos vidriosos.

-..¡¿Y dónde está mi mamá?!- Gritó en llanto Maron.

Kasley bajó la cabeza y comenzó a llorar.

-...Ellas... fueron muy valientes. Estaban dispuestas a sacrificar sus vidas. Las detuve a tiempo, y justo antes de que pudiésemos hacer algo... Los muy cobardes las atacaron por detrás...- Explicó Lance.

Todos permanecieron llorando un buen rato, hasta que la voz de un anciano los sacó de sus penas...

-¡¿Qué hacen forasteros como Uds. en mi humilde planeta?!- Dijo este con simpatía.

-Lo sentimos mucho, es una larga historia.- Bulma relató TOOOODA la historia al anciano.

-Ya veo... Pero aquel muchacho está gravemente herido... será mejor que vengan a mi casa del árbol...- Dijo el anciano refiriéndose a la herida de Lance, y conduciendo a todos a algún lugar del pequeño planeta.

-Su... su... ¿casa del árbol?- Dijo extrañada Bra.

-Sí, es allí...- Dijo el hombre señalando a un árbol con un par de maderas haciendo de techo.

-Hace cuatrocientos años que no me visitan... de todas formas, he sido muy afortunado, ya que mañana debo irme, y al menos tengo el consuelo de que dejaré mi casa en buenas manos...- Dijo el hombre con una amplia sonrisa.

-¿Se... se va?, ¿Adónde?- Dijo extrañada Videl.

-No sé la tuya, pero mi raza sólo vive quinientos años. Hoy es el día cuatrocientos noventa y nueve. Mañana me voy al otro mundo, y estoy muy ansioso. ¡¡Volveré a ver a mi esposa, Renco!!- Dijo con una amplia sonrisa.

Bra ayudó a Lance a acostarse en la "cama" que había allí, y puso unas hierbas medicinales sobre su herida. A Maron también le agradaba Lance, pero sabía que como siempre, Bra se quedaría con todos. Cuando Bra y Lance se quedaron solos, Maron se escondió detrás de la puerta, para oír.

-Espérame aquí, Lance. Ya vuelvo- Dijo Bra dedicándole una tierna sonrisa a Lance. Este se la devolvió algo irónico.

-Ya puedes salir, Maron- Dijo este en carcajadas

Maron se paró en seco. Había olvidado los poderes de Lance.

-¿De manera que Bra es así de gentil con todos lo chicos que conoce?- Dijo este con una sonrisa que Maron jamás olvidaría. Ella se ruborizó.

-¿Sabes?, Me pareces más seria que esa niña. Y a mí me gustan las chicas serias...- Dijo mientras se sentaba con dificultad y sonreía.

-Anda y vete, o escóndete. Ella tardará cinco segundos en cruzar ese umbral...- Dijo lance señalando la "puerta" que dividía los ambientes.

Maron corrió y se escondió en el mismo lugar que antes.

Ahora dedicaré un pequeño espacio para aclarar cómo es la nueva casa de nuestros amigos. La "Casa del Árbol". En un GRAN y antiguo árbol; había un hueco, que se notaba que había sido creación del anciano. Dentro, era muy cálido y acogedor. Había un GRAN hogar de leña, con protección de piedras, en una esquina. Una mesa en el centro, y dos divisiones, que daban a dos cuartos diferentes. Entre todos decidieron que los hombres dormirían en uno, y las mujeres en otro; lo cual sería un reto para Goten y Trunks, porque estaban acostumbrados a dormir con sus respectivas madres. Pero el estar en la misma habitación con Lance los tranquilizaba, ya que ambos lo habían adoptado como su "hermano mayor".

Llegaron los doce en punto de la noche, y el anciano debía partir al otro mundo.

-¿Quieren que mande saludos a algún pariente de Uds. muerto?- Dijo el anciano con una amplia sonrisa.

-¡¡Por favor, salúdame a Vegeta!!- Le gritó Bulma al anciano mientras agitaba fuertemente una mano.

-¡¡Y a mí a Goku!!- Gritó Milk desde otro lado.

-¡¡Saluda a todos, y diles que pronto volveremos a verlos!!- Dijo Kasley cruzada de brazos y con una sonrisa sospechosa. Todos la miraron confusos.

-¡¡Bien, llegó la hora!!- Dijo el anciano mientras comenzó a levitar y a ascender más y más; hasta que se perdió de vista.

-Se fue- Dijo Maron bajando la cabeza.

-En fin, ahora tendremos que refaccionar la casa; porque estaba pensada para dos personas, ¡¡pero nosotros somos 12!!. Si tan solo tuviese mi laboratorio...- Dijo Bulma

-¡Bien, pongamos manos a la obra, y refaccionemos nuestra nueva casa!- Dijo con ánimos Kasley.

-Propongo algo...- Dijo Maron cabizbaja.

-...Te escuchamos...- Dijo Kasley con una tierna sonrisa.

-Sé que ni mi madre ni Pan pudieron salvarse, pero propongo que llamemos a este planeta "Salvación"- Dijo levantando la vista hacia Kasley.

Kasley la miró sorprendida y con una sonrisa comprensible de dirigió a Maron y la abrazó.

-Sí. "Salvación" me parece bien. Gracias a este planeta hoy estamos vivos...- Dijo Kasley recorriendo el lugar con la mirada.

13 AÑOS DESPUÉS...

¡¡Valla si han ocurrido cosas después de 13 años en el nuevo planeta Salvación!!. Bien, comenzaré a nombrarlas:

Goten y Trunks, que ahora tienen 16 años, superan a todos los guerreros Z y Kasley juntos; lo cual dio muchas esperanzas a todos, porque sabían que ellos destruirían a Lyan de una vez por todas, pero hasta la fecha, el no se había presentado. Fueron 13 años de paz, armonía y... Amor. Ya que el hijo de Maron y Lance nació dos años después de aquella despedida al anciano. Como era de esperarse, el niño era idéntico a su padre en cuanto a físico, pero tenía ojos celestes y cabello negro. No tenía ningún poder en especial, salvo el poder volar y algo de fuerza sobrenatural que poseían la mayoría de los presentes. Cabe mencionar que había heredado los poderes de su padre, de leer los pensamientos, y algunos más, como de poder comunicarse telepáticamente, y una inteligencia que igualaba –o superaba- a la de la experta de Bulma.

Maron quiso llamarlo Krillin, como su padre, y Lance accedió. Se preguntarán, ¿Qué ocurrió con Bra?. Lance habló con ella sobre sus sentimientos hacia Maron, y ella pareció entenderlo perfectamente. El nacimiento de Krillin Jr. Pareció desechar cualquier indicio de recelo de Bra hacia Maron; ya que el pequeño parecía tener cierta preferencia hacia la joven; la cual fue bautizada oficialmente como "Tía" para el pequeño Krillin.

Pues así pasaron los años, y las esperanzas crecían aún más con tres guerreros: Goten y Trunks, de 16, y Krillin, de 11 años.

Todas las noches, Kasley salía volando hasta la roca más alta del pequeño planeta para observar el paisaje nocturno. (Cabe mencionar que no hay peligro de que Kasley se transforme en un mono Ozharu, pues ya mencioné que ahí no hay ni estrellas y ni luna).

Esa noche, Trunks ocultó su kí y la siguió.

Kasley llegó a la roca y se sentó en el lugar de siempre. Trunks la observaba detrás de una roca.

-...Trunks... ¿Me dejas abrazarte?- Dijo Kasley sin siquiera darse la vuelta. Trunks se quedó pasmado.

-¡Trunks, ¿Cuándo aprenderás?!. Ya te dije mil veces que hay presencias que puedes sentirlas sin la necesidad de un kí. Y una de ellas es la de un hijo a una madre, por ejemplo.- Dijo Kasley volteándose para verlo. Trunks sonrió y se encaminó hacia su madre.

-¿Y puedes sentir a papá?- Dijo Trunks sentándose junto a su madre. Kasley contestó afirmativamente con la cabeza.

-Puedo sentirlo... y oírlo...- Dijo Kasley alzando lentamente la cabeza y cerrando los ojos; mientras una fuerte corriente de viento sacudió su largo cabello lacio.

-¿Y qué dice?- Dijo Trunks sin apartar los ojos de su madre.

Kasley volvió a mirar a su hijo.

-...Dice que nos ama, y que nunca nos abandonará...- Dijo Kasley volviendo levantar la cabeza.

-¡¿Y dónde está, mamá?!- Dijo Trunks excitado poniéndose en pie.

-...En todas partes...- Dijo con una amplia sonrisa Kasley.

-Yo no lo veo... ni lo siento... ni lo oigo. ¡¡¿No me estás haciendo otra broma?!!- Dijo Trunks en pose de combate.

-¡¡¿Cómo crees?!!- Dijo Kasley mientras con un rápido movimiento de mano golpeaba las piernas de Trunks, haciendo que cayera de cola.

-Ahora concéntrate. Siente que eres parte del mundo que te rodea. Siente que son uno solo. Te confesaré algo Trunks. Yo no vengo todas las noches aquí a ver el paisaje. Vengo a hablar con tu padre, con tus abuelos, en fin, con todos.- Dijo Kasley cerrando los ojos nuevamente, mientras Trunks hacía lo mismo.

Pasaron tres largas horas, y al cabo de ese tiempo, Trunks pudo concentrarse. Como por un flash, el rostro de su padre se apareció en las mentes de ambos.

-¡¿Lo viste?!- Dijo Kasley

Trunks abrió sus ojos anonadado.

-¿ese era mi padre?- Dijo Trunks mirando a su madre.

-Sí. ¿Viste que no mentía cuando decía que tú y él son idénticos?- Dijo Kasley con el dedo índice.

-¡¡Hola Kasley!!- Dijo la voz de Goku.

-¡¡Tío Kakarotto!!- Dijo Kasley poniéndose en pie aún con los ojos cerrados.

Trunks presenciaba todo paralizado. Peor fue su sorpresa al ver a un sujeto vestido de naranja frente a su madre.

-¡¡¡¡¡AAAAAAAHHHHHH, UN FANTASMA!!!!!!!!!- Gritó Trunks señalando al sujeto que levitaba rodeado por un aura muy luminosa. Su imagen era transparente, pero aún así se podía identificarlo.

Kasley, al oír los gritos de su hijo, abrió los ojos, y se topó con Goku.

-¡¡¡¡¡AAAAHHHH!!!!- Gritó Kasley en la típica escena de la persona asustada y ambas manos representando el símbolo de "paz y amor". (¡¡Ya saben, el que aparece en "Ranma ½", del pulgar, el índice y el meñique levantados!!).

-¡¡Mamá, yo te protegeré!!- Dijo Trunks mientras se abalanzaba sobre el alma de aquel sujeto de extrañas ropas naranjas. Obviamente que Trunks pasó de largo por el cuerpo de aquella persona.

-¡Espera, Trunks...!- Dijo Kasley, pero ya era tarde. La cara de Trunks Jr. Estaba estampada contra el suelo.

-¡Goku, nunca te había visto de esta manera!- Dijo Kasley sonriente.

-¡Pues yo tampoco, has crecido mucho!... y... ¿Es posible que este sea el hijo de Trunks?. ¡¡Valla, pero si son dos gotas de agua!!. Trunks iba a ser el que vendría, pero cambió de decisión, porque según él sería una tortura poder verlos y no poder tocarlos. Sería algo así como el dicho de "Se mira, pero no se toca". En fin, vine yo.- Dijo Goku en carcajadas.

Trunks Jr. Se puso en pie y se paró junto a su madre.

-¡Mira Trunks!, Él es Kakarotto, mi tío- Dijo Kasley muy entusiasmada.

-Sí. ¡Oh, casi lo olvido!, Pan y Nº18 están con nosotros.- Dijo Goku.

-...Sí, lo siento tío, no pude ayudarlas a tiempo... ¡¡¿Sabías que Maron tiene un hijo, y lo llamó Krillin, en honor a su padre?!!- Dijo Kasley reanimándose.

-¡¡¿En serio?!!. Eso pondrá muy felices a Nº18 y a Krillin. ¡Ah!, Goten pregunta que cómo es su hijo, y cómo lo llamaron- Dijo Goku cambiando de tema.

-...Pues nacimos él mismo día. Pares también quiso ponerle el nombre de su padre, así que se llama Goten. Es muy fuerte, y tiene un gran parecido a Ud., señor Kakarotto- Dijo Trunks Jr. Tímidamente.

-¡Estas sí que son buenas noticias!.- Dijo Goku estallando en carcajadas.

-A propósito, tío Kakarotto, ¿A qué has venido?- Dijo Kasley

-¿Qué a qué vine?...- Dijo Goku

-díga, señor...- Dijo Trunks

-...- Goku seguía en trance.

-¡¡¡¡PAPÁ, SABÍA QUE TE OLVIDARÍAS DE LO QUE TIENES QUE DECIR!!!!- Dijo el alma de Gohan haciendo presencia.

-¡¡Gohan!!... Lamento mucho lo de Pan y Nº18...- Dijo Kasley bajando la cabeza.

-No te preocupes, si nuestro plan funciona, dentro de muy poco volveremos a estar todos juntos. Lo que debes hacer es ir al planeta Tierra. Debes recuperar la máquina del tiempo de la que te hablé en una ocasión, ¿Recuerdas?. Tráela a este planeta para que Bulma repare algunas de sus partes, y regresa al pasado, para recuperar el radar del Dragón; ya que el de este tiempo fue destruido. Bulma agrandará el radar de rastreo de las esferas, para que puedan encontrar las Esferas del Nuevo Planeta Namek. Ya hecho todo, revivirás a todos, menos a Wildlok; que se encuentra en el Infierno ahora, junto con Vegeta.- Finalizó Gohan.

-Pero... ¿Cómo podré llegar? No hay vida en el planeta Tierra, y no podré sentir el kí de nadie para poder llegar...- Dijo Kasley apenada.

-Te equivocas. Trunks te está esperando allá.- Dijo haciendo presencia el alma de Goten.

-¡¡¿Goten?!!, ¡¡¿Qué te ocurrió?!!. ¡¡Creciste mucho!!, ¡¡¿Cómo llegaste a ser un alma, acaso te moriste?!!- Preguntó Trunks Jr. Asombrado.

Kasley estalló en carcajadas.

-¡No, Trunks!. Él no es el Goten que tú conoces. Él es el padre de Goten Jr., el hijo de Pares.- Explicó Kasley a su hijo.

-Bien, vayamos donde los demás y comencemos con nuestro plan- Dijo la voz de Piccolo haciendo también presencia.

Y así, todos fueron a la casa del árbol.

Todos estaban en la mesa comiendo cuando Kasley y Trunks Jr. Entraron sobre exaltados.

-¡¡Kasley, Trunks!!! ¡¡¿Acaso hay problemas?!!- Dijo Goten poniéndose de pie.

-No. No hay problemas. Hay soluciones...- Dijo Kasley respirando con dificultad y con una mirada sospechosa.

-...¿Soluciones? ¿Kasley, cariño, te sientes bien?- Dijo Milk corriendo a ella para tomarle la temperatura con la mano.

-Sí tía. Estoy bien. Pero tú no lo estarás cuando veas esto...- Dijo Kasley haciéndose a un lado para que las almas de sus amigos pudieran entrar.

-¡¡¡¡¿GOKU?!!!!- Fueron las últimas palabras de Milk antes de desmayarse.

-¡¡"Tía" Milk!!- Gritó Trunks Jr. Ayudando a la desmayada de su... tía?.

-¡¡Pero qué demo...!!!- Dijo Bulma sin entender nada al ver las almas de todos parados frente a ellos. Como por un impulso, notó que faltaban algunos...

-...Pero... ¿Dónde están Trunks y Vegeta?- Dijo Bulma casi en llanto.

-Cálmate Bulma, el alma de Trunks está esperando a Kasley en la Tierra. En cuanto a Vegeta, lamento decirte que está en el Infierno, y allí no te dejan salir...- Explicó Goku a Bulma.

-¡¡¡¡¡¡GOHAN!!!!!!- Gritó Videl al ver a su esposo, y corrió hacia él, pero traspasó su alma y terminó abrazando el aire.

-¡¡¿Pero qué...?!!- Dijo Videl mirando a Gohan detrás de ella.

-¡Lo siento, Videl, olvidé decírtelo: No pueden tocarnos!- Dijo Gohan rascándose la cabeza.

Bien, no tenemos tiempo que perder, cualquier interferencia absurda podría...- Piccolo fue interrumpido por los gritos de Goten.

-¡¡Oigan, miren!! ¡¡Este es mi hijo, ¿cierto?!!- Dijo Goten señalando a Goten Jr., Quién lo miraba aturdido.

-¡¡¡¡GOTEN, TENEMOS LOS MINUTOS CONTADOS EN ESTE PLANETA, NO PIERDAS EL TIEMPO EN TONTERÍAS!!!!!- Dijo una voz femenina conocida.

-¡¡¡¡¡¡¡¡¡PAN!!!!!!!!!- Dijeron todos al ver al alma de Pan regañar al alma de Goten.

-...Pan, lo siento, yo...- Empezó a decir Kasley.

-No te preocupes. ¡Si todo sale bien, pronto estaremos todos juntos otra vez!- Dijo Pan con una amplia sonrisa.

Goku y los demás empezaron a contar el plan. Este trataba de que Kasley volviera esa misma noche al planeta Tierra, guiada por el alma de Trunks, y recuperara la cápsula Hoy-Poi de la máquina del tiempo y la trajera de regreso al planeta "Salvación". Una vez allí, Bulma y Krillin Jr. Tratarían de repararla, y si funcionaba, uno de los presentes volvería al pasado y recuperaría el radar del Dragón, para que sea mejorado, con un campo de búsqueda más sofisticado, para que llegue a alcanzar a las esferas del Nuevo Namek. (Se preguntarán, ¿Por qué Goku no les dice dónde está ese planeta? Muy simple: No solo porque se olvidó dónde estaba, sino que también es porque, por alguna razón, los Nameks cambiaron su fortaleza, y por lo tanto, también su kí. Así que no se los puede diferenciar como antes para poder localizarlos. ¿Aún quedan dudas? Escriban a: vegerotto_chan@yahoo.com ).

...Y comenzaron las peleas por quién iría al planeta Tierra...

-¡Ay, Goten!, Es obvio que iré yo, porque es mi padre el que me está esperando...- Decía Trunks Jr. Con aire de superado y los brazos cruzados.

-¡Claro que no, querido "hermano" Trunks!, Seré yo quien vaya, porque es mi abuelo quién me lo está pidiendo...- Decía Goten jr. También cruzado de brazos.

-¡¡Basta ya!!. Iré yo. Después de todo es mi esposo el que me espera allí, y es mi tío quien me lo está pidiendo...- Dijo Kasley también cruzada de brazos, y los ojos cerrados, con aire de superada.

-Bien Kasley. Trunks te está esperando...- Dijo Piccolo serio. Kasley respondió afirmativamente con la cabeza y se puso dos dedos en la frente. Cuando sintió la presencia de Trunks en la Tierra creyó que el corazón le brincaría de la alegría.

-¡¡Bien, adiós!!- Dijo Kasley despidiéndose con la mano, mientras su silueta comenzaba a borronearse; hasta que desapareció.

YA EN LA TIERRA...

-¡¡Trunks!!, ¡¡¿Dónde estás?!!- Gritaba Kasley al no poder localizar a Trunks.

Sin darse cuenta, estaba caminando en las escasas ruinas que quedaron en el ya deshabitado planeta Tierra. A pesar de los años, Kasley parecía percibir el olor a destrucción, el olor a sangre, el olor a sufrimiento, el olor a muerte en ese planeta.

Sin poder evitarlo, comenzó a recordar los momentos de su ya olvidada infancia Saiyan...

"-...¡¡Toma esto, gusano!!- Decía la infantil voz de una niña mientras lanzaba un poderoso rayo a una sujeto. Este expulsó sangre por la boca y murió.

-¡¡Bahh!!, ya no existen los planetas con guerreros fuertes...!!- decía mientras escupía el piso con ira la niñita, en un traje de Saiyan, con dos colitas de caballo en el pelo, y una pequeña cola de Saiyajin moviéndose energéticamente.

-¡¡Soy la Saiyajin más fuerte del Universo!!!- Gritaba apretando lo puños.

-...Ya me aburrí de este juego. Le diré a Lyan que le pida a su padre más planetas con guerreros más fuertes que estas sabandijas...- Decía resignada la niña cruzada de brazos, contemplando el panorama, con el polvillo causado por las destrucciones, repleto de hombres, mujeres, y hasta niños muertos. Torturados por esta niña de apenas 7 años de edad..."

-...Kasley....- Dijo una voz conocida a sus espaldas.

-¡¡Trunks!!- Dijo Kasley despojándose de sus recuerdos completamente olvidados por el pasar del tiempo.

Kasley corrió y se paró frente al alma de su esposo, llorando. Trunks la miraba pálido, estaba muy serio. Era la primera vez en su vida que Kasley lo veía tan... enojado?.

-¿Acaso te recuerda a algo este panorama?- Dijo Trunks. Kasley respondió afirmativamente con la cabeza y estalló en llanto. No lo pudo evitar, y trató de abrazar a Trunks, pero pasó de largo.

-...Trunks....- Dijo Kasley, con los ojos mojados y la nariz colorada de tanto llorar.

-Ya no nos necesitas. Debo volver al otro mundo. Si todo sale bien, pronto estaremos juntos otra vez...-Dijo Trunks, mientras comenzaba a desaparecer; pero Kasley corrió a él.

-¡¡Sí que te necesito, no puedo hacer esto yo sola!!- Dijo llorando más aún.

-...Kasley, no estás sola. Lo tienes a Trunks jr. Y a todos los demás. Nunca estarás sola. Y yo siempre estaré contigo...- Dijo mientras se inclinaba para besarla, y Kasley serró los ojos. Sintió un cosquilleo en los labios, y al abrir los ojos, el alma de Trunks se había ido.

-...No te defraudaré, Trunks...- Dijo en voz alta, con los ojos más llorosos que antes.

-Sé que no lo harás...- Dijo la voz de Trunks en el aire, mientras una cálida brisa acariciaba el rostro de Kasley con ternura.

Pasaron 3 horas, y Kasley estaba tratando de localizar la Capsule Corp. Entre las ruinas de la Capital.

Ya estaba agotada, y se dispuso a meditar sobre la visión que tuvo de su pasado en una enorme columna echa pedazos.

"No puedo creer como alguna vez fui tan cruel. Cuando estaba de novia con Lyan, le pedía a su padre que me diera planetas para que conquistara, y luego se los daba, para que él construya instalaciones, o bien, para que los vendiera. No lo hacía por él, claro que no. Tampoco por Lyan. Lo hacía, porque me gustaba. Amaba ver a la gente huyendo despavorida de mí. Amaba ver niños llorando, madres angustiadas, y padres asustados. Creo que hacía todo eso porque yo, nunca tuve una familia que me amara en verdad. Mi madre murió, y mi padre me abandonó, para luego morir. Y la familia que me adoptó solo lo hizo porque sabían de mi poder, y no querían meterse en problemas. De esa familia, el único que en verdad me quiso como integrante de su familia, fue Ranfort, mi hermanastro. Al principio, no nos llevábamos muy bien. Él era el defensor de la paz y la justicia en ese planeta, justamente como lo eran Gohan y Videl en la Tierra; pero cuando Ranfort percató mi gran poder, empezó a requerir de mi ayuda. Yo lo ayudaba con muchas ganas, y hasta lo superaba en su labor. Pero a él no le importaba eso, porque, al menos para nosotros, ya éramos "oficialmente hermanos". Hasta que un día, llegué tarde en su rescate, y lo mataron... Ahí me convertí en Super Saiyan, y mis poderes salieron de mi control. No podía pararlos. Una gran aura amarilla me rodeó, y mis ojos se tornaron blancos. Mi pelo se agitaba descontrolado, y enormes rayos se despedían de mí, dando a caer en las casas, calles y demás de la ciudad. Un gran cráter se formó bajo mis pies, y mi pelo y mis ojos cambiaron de color. Ahora era una Super Saiyajin furiosa y descontrolada, que eliminó esa capital en un santiamén. Todo el planeta y mis "padres" llegaron a la conclusión de que debía irme. Era un fenómeno de la naturaleza y debía marcharme. Pero me prometieron que no me faltaría nada, ni comida, ni estudios, ni ropa, etc. porque lo habían agregado todo en la cápsula de guerreros Saiyan en la que había llegado de bebé. Y así fue, que esa misma tarde, culpada de haber asesinado a más de 32.645.563 habitantes, incluido mi "hermano", me encaminé a la nave. Todos los habitantes me gritaban barbaridades mientras la compuerta con el emblema de los Saiyans se abría. No los culpaba. Habían perdido a sus familiares por mi culpa. Ahora debía irme. Y así lo hice.

Con 5 años de edad, me fui a un planeta muy distante y deshabitado, para poder entrenar sin que nadie resulte herido, pero no estaba del todo deshabitado. En una enorme nave, aguardaban un hombre de apariencia extraña, con grandes gafas, y una sonrisa sospechosa; y un niño muy bonito, de la mi misma edad, algo sonrojado. Eran Wildlok y Lyan. Pasaron dos años, y comencé a controlar mis poderes, con la ayuda de Lyan, y de Wildlok. Cuando Lyan y yo nos portábamos bien, Wildlok nos premiaba con planetas habitados por fuertes guerreros, para que conquistemos. Para mí, ese era el regalo más apreciado que había tenido jamás en la vida, y juntos, Lyan y yo, nos defendíamos mutuamente, con solo 7 años de edad. Yo me sentía realmente atraía al joven, y acepté ser su novia, sin saber que no era más que una trampa. Estaba a punto de irme a dormir, cuando los oí hablando...

-¡Muy bien, hijo!. Si sigues así, Kasley formará parte de nosotros, de nuestro ejército, para siempre; le guste, o no!!...- Decía abrazando fuertemente a su hijo, mientras ambos estallaban en carcajadas.

Yo era consciente de que Wildlok tenía un ejército de pacotilla, que con el tiempo fue complementándose más, pero nunca pensé que me quisiera hacer parte de él. La idea me parecía ridícula. ¡En verdad lo era!, Tanto, que sospechaba que no fuese así. Y no lo era. Lo que desconocía hasta que Wildlok me lo reveló hace unos años aquí, en la Tierra, era que me quería para dar a luz a un niño. Al hijo de Lyan, al guerrero más fuerte que pise el Universo. ¡¡Por Dios, qué ridiculez!!. De todas formas, Kasley huyó esa noche a un planeta en otra galaxia, donde vivió un par de años, torturando y acecinando a quien se le cruzara por su camino, como digna Saiyan que era. La palabra "compasión" no existía en su memoria. Hasta que conoció a Trunks. Desde aquel momento en que lo vio, supo el verdadero significado del amor..."

-...Trunks....- Dijo en un suspiro Kasley, saliendo de los recuerdos de su duro pasado, para seguir con la búsqueda de la Capsule Corp.

Cuando por fin dio con ella, corrió al laboratorio. Pasó por las ruinas de la cocina en la que Bulma y la Sra. Biefs cocinaban cosas exquisitas, pasó por las ruinas de la habitación en la que Vegeta entrenaba... sin darse cuenta, estaba llorando. Se limpió inútilmente las lágrimas con la mano y siguió corriendo. Cuando llegó al laboratorio, descubrió que la mesa en la Bulma guardaba todas las cápsulas Hoi-Poi estaba bajo una enorme pila de escombros. No era nada fácil quitarlos, ya que el menor movimiento provocaría una avalancha de escombros. Así fue, que Kasley comenzó a retirar uno por uno los escombros de la mesa, hasta que pudo recuperar el estuche de cápsulas. Verificó que estuviese la máquina del tiempo, y se teletransportó devuelta al planeta "La Salvación".

-¡¡¡¡¡¡¡¡MAMIIIIII!!!!!!!!!!!- Gritó la voz adolescente de Trunks, y como era costumbre de su saludo, se tiró sobre su madre, haciendo que caiga al piso.

Bulma vino corriendo.

-Aquí están- Dijo Kasley tendiéndole el estuche.

-Bien, veré si entre Krillin jr. Y yo podemos repararla.- Dijo Bulma analizando la cápsula.

Kasley entró en la casa y no pronunció palabra en toda la noche.

AL DÍA SIGUIENTE...

-¡¡¡¡¡MAMÁÁÁÁÁ!!!!- Gritó Trunks emocionado corriendo hacia una muy dormida Kasley, que descansaba plácidamente en su cama.

-¡¡Hey, hey, ¿dónde está fuego?!!- Dijo está completamente despeinada.

-Dice la abuela Bulma que ya está lista la nave. Todos te están esperando afuera.- Dijo Trunks quitando las cobijas de la cama de su madre para que se levante.

-Bien, de acuerdo. ¡¡Pero mira que no me voy si comer!!, ¡¡¡TENGO MUCHA AMBRE!!!- Gritó Kasley

-¡¡Si Kasley, ya lo sé!!- Dijo con una amplia sonrisa Milk, mientras terminaba de llenar una enorme mesa con comida.

-¡¡¡QUÉ RICO!!!- Dijo Kasley corriendo hacia la mesa y comiendo como una condenada.

-¡Ay, Kasley!, El verte comer es como ver a mi adorado Goku...- Dijo en suspiro Milk

-...Espero que todo resulte bien y podamos volver a estar juntos...- Dijo Maron haciendo presencia.

-Cambiando de tema, Kasley... ¡¡¿Cómo le haces para comer tanto y estar tan... tan delgada?!!- Dijo Maron mirando a Kasley comer con una gota.

-Esh cue hafgo emashiao ejsherchishio- Dijo Kasley sin dejar de comer.

-¡¡¡¿Qué dijo?!!!- Dijeron Maron y Milk mirando a Trunks

-Dijo que "es que hago demasiado ejercicio"- Explicó Trunks tragando un GRAN bocado de comida.

1HORA DESPUÉS...

-¡¡Ahh, ya estoy satisfecha!!- Dijo Kasley tocándose la panza con una amplia sonrisa, mientras ENORMES pilas de platos la rodeaban.

-¿Qué Goten no va a desayunar?- Dijo Trunks en la misma pose que su madre.

-No, Goten se levantó muy temprano esta mañana. Dijo que iba a pescar.- Explicó Milk

-¡¡Ahh....!!- Dijo Trunks algo decepcionado. Era la primera vez en su vida que Goten se iba sin él.

2 HORAS DESPUÉS...

Kasley salió de la casa y un hermoso día se dejó ver.

Bulma y Krillin estaban haciéndole unos ajustes a la nave. Kasley la recorrió. Había oído de la historia de aquel Trunks del futuro, pero no creía que fuese verdad. Se quedó perpleja al ver las inscripciones de la nave: "Hope!!" ("Esperanza!!"). Ella levitó un poco para poder estar más cerca de las inscripciones y las tocó lentamente.

-Eso lo hizo el Trunks que vino del futuro- Dijo Bulma haciendo que Kasley se sobresaltara.

-Esperanza....- Dijo Kasley volviendo a acariciar las letras, con suma concentración.

-Sí. Al parecer, en ese futuro alterno la única esperanza era esta nave. Justamente como ahora...- Dijo Bulma sacándose unos mechones de pelo mojado de la frente.

Kasley descendió y tomó un bolígrafo permanente que tenía Bulma en su camisa.

-¿Podría....?- Dijo Kasley tomando el bolígrafo y señalando las inscripciones. Bulma aceptó con una sonrisa, adivinando lo que se tramaba y volvió a su trabajo.

Kasley levitó y puso manos en obra.

Ya eran las 16:00 de la tarde, y Bulma y Krillin acabaron de ajustar la nave.

Kasley temió que no la reconocieran en el pasado, así que se peinó como cuando tenía 17 años: Con una raya en el medio, y el cabello lacio y rebajado. (Porque antes lo tenía lacio y deslineado).

Su cola se movía energéticamente.

-Mamá, aún hay tiempo. Déjame ir a mí...- Dijo Trunks preocupado.

-No, Trunks. Piensa que sería mucha confusión si vas tú. Además, tu eres el Saiyan más poderoso del Universo, y debes cuidar a tus seres queridos...- Dijo Kasley tomando por los hombros a Trunks

-...Pero mami, tú eres parte de mis seres queridos...- Dijo Trunks comenzando a llorar.

-Ya Trunks, recuerda que siempre de querré, y que siempre estaré contigo, aunque esté en el pasado. ¿Recuerdas lo que te enseñé en la montaña?- Preguntó Kasley mientras abrazaba a su hijo y le susurraba en el oído. Trunks respondió afirmativamente con la cabeza.

-Bien, sigue entrenado. Ahh!, y si se portaron bien, cuando regrese los llevo a Goten, Krillin y a ti a un planeta con villanos para que puedan entrenar libremente; será como en los viejos tiempos!!- Dijo Emocionada Kasley

-Ay, mamá, ya tengo 16. Por supuesto que me portaré bien...!!- Dijo Trunks sonrojado.

-¡¡Un momento!!- Dijo Bulma pálida, interrumpiendo la escena.

Todos la miraron sobresaltados.

-¿Qué ocurre mamá?- Preguntó Bra

-Si Kasley cambia el pasado, nada de esto hubiera ocurrido, ¿cierto?- Preguntó Bulma. Todos afirmaron.

-Bien. Si Kasley cambia el pasado, nada de esto hubiera ocurrido, y Kasley no hubiera conocido a Lance, para que luego se enamorara de Maron y tuvieran un hijo!!- Dijo sobresaltada Bulma.

Todos la miraron confusos.

-¡¡Lo que quiero decir es que si Kasley cambia el pasado, Maron y Lance no se hubieran conocido, y Krillin jr. No estaría aquí!!- Dijo Bulma histérica.

-No, no es así. En ese momento yo estaba en camino a la Tierra, porque había oído que en ese planeta hay sujetos muy poderosos. Pero cuando leí las mentes de Wildlok y de Kasley, supe que estaba en problemas, y fui a ayudarle. Así que, de todas formas, Maron y yo nos conoceremos en el pasado.- Explicó Lance.

-Bien, problema solucionado- Dijo Kasley retomando a lo que estaba haciendo.

Kasley se despidió de todos y se dirigió a la nave. Alzó su vista y alcanzó a leer las inscripciones. "Hope!!II". ("Esperanza!! II")

"Esta es la segunda vez que esta nave nos salva. Nuestra última oportunidad. Nuestra única esperanza..."

Pensaba Kasley mientras levitaba hacia el asiento del conductor, que estaba a unos metros del piso.

Kasley oprimió un botón y una burbuja de vidrio encerró a Kasley dentro de la nave.

Ella echó una última mirada a sus seres queridos, ya que, si todo salía bien, en esa línea del futuro estarían viviendo todos juntos, como debía ser...

Kasley alzó su pulgar esbozando una sonrisa y desapareció.

-...Suerte....- Susurró Trunks por lo bajo.

EN EL PASADO...

-¿Dónde estoy?- Preguntó Kasley mirando el panorama. Lleno de montañas y polvo. Bajó de la nave y la guardó en el estuche de cápsulas Hoi-Poi.

Volvió a recorrer el paisaje por la vista. Recordaba haberlo visto alguna vez, pero no lo recordaba con exactitud, hasta que oyó unos gritos.

Mientras volaba en dirección a ellos, recordó perfectamente en qué línea del pasado estaba.

Se escondió detrás de una gran roca y observó a Goku, Vegeta, Piccolo, Goten, Yamcha, Krillin, Ten-Shin-Han; en una palabra, TODOS, estaban muy asombrados con algo.

Se acercó más, y vio a un monstruo naranja, parecido a la gelatina, peleando contra los 4 Great Saiyaman.

En un momento vio que Gohan se distrajo por hablar con Piccolo y el monstruo se preparaba para golpearlo.

"¡Tengo que ayudarlo!" Pensó mientras salía volando de su escondite y detenía el golpe del monstruo.

-¡¡¿Quién..?!!- Oyó que decía Gohan confundido.

Ella tomó con facilidad al monstruo y lo arrojó lo más alto que pudo, para luego lanzarle un poderoso Kame Hame Ha. Esto acabó con el súbdito que había enviado Wildlok.

-¡¡¿Kasley?!!- Dijeron todos al unísono al ver que la chica portaba el mismo kí que la Kasley del presente.

-¡¡Jajajaja!!; sabía que me reconocerían...!!- Dijo Kasley en carcajadas cruzándose de brazos...

...¿Podrá Kasley cambiar el futuro?... Si quieres saber la respuesta, no dejes de leer los siguientes caps. De "La poderosa niña Saiyan", por Vegerotto Chan!!!.
 


Fin del Capítulo Especial


 


Ayy!!, ya se terminó... En fin, ya habrá más!!.

Y recuerda: Envía tu opinión, cualquiera que sea, de esta fanfic a:

Vegerotto_chan@yahoo.com
 


Espero que te haya gustado. Hasta la próxima!!!!.

Vegerotto (Veggi) Chan.