Make your own free website on Tripod.com
 

9

Saiyans Confundidos

(Dedicado totalmente a mi amigo Gran Vegueta). Importante: El que le dedique este Fic a Vegueta no, repito: NO, es ninguna indirecta ni nada por el estilo. Simplemente se lo dedico, por ser un gran amigo, como a todos los que también les dediqué Fics, Ok??.


 


-¡¿Qué haces aquí?!- Le gritó Vegeta asustado al verla

-¿Por qué lo hiciste?- Le dijo Kasley seria

-...¿Por... Porqué hice qué...?- Dijo Vegeta tartamudeando

-¡¡No te hagas, Vegeta, estaba despierta cuando me besaste!!- Dijo Kasley sonrojada.

-¡¡MMMPPP!!... Sinceramente no lo sé...- Dijo Vegeta cabizbajo.

-Yo tampoco sé lo que me pasa... Amo a Trunks, pero... a la vez... Mmm... no lo sé- Decía Kasley mientras se sentaba en el piso seria.

-¿Amas a alguien más...?- Dijo Vegeta mirándola de reojo.

-Creo que sí. Pero mis posibilidades de estar con él son una en un millón...- Dijo Kasley aún sonrojada.

-...Y... ¿Podría saber quién es?- Preguntó Vegeta sentándose a su lado.

-Pues... él es el hombre con el que soñé desde mi infancia... fuerte, orgulloso... sonará raro, pero, frío de corazón para unos ojos, y tibio para otros... ¿Entiendes lo que digo?- Dijo Kasley poniéndose de pié.

-Creo que sí. ¿Acaso soy yo?- Dijo Vegeta tragando con dificultad.

Kasley no contestó. Sólo sonrió y elevó su kí.

-Solo hay una forma de demostrarlo...- Dijo Kasley aumentando aún más su kí.

-¿Quieres pelear?, ¿Conmigo?, ¡¡Por favor Kasley, te haría trizas!!- Decía Vegeta mientras se ponía en posición de combate.

Ambos comenzaron una dura pelea. A decir verdad estaba muy parejo, hasta que Kasley se descuidó por unos segundos y Vegeta la arrojó de un golpe lejos del lugar.

Kasley cayó sangrando al piso y trató de ponerse en pie. Estaba muy mal herida. Le sangraba la boca, tenía las piernas muy doloridas y un brazo roto, por lo que caminaba con dificultad sosteniéndoselo.

-Te lo advertí Kasley...- Decía Vegeta mientras veía a Kasley caminar hacia él.

Kasley se agachó y sacó una semilla del ermitaño que tenía escondida en una bota y la comió. Recuperadas todas sus fuerzas avanzó aún más hacia Vegeta.

-Creo que me ganaste esta vez..- Decía Kasley muy cerca de Vegeta.

Vegeta tragaba con dificultad y estaba muy nervioso.

-Sí, eres tú. El hombre con el que he soñado desde mi infancia... pero... es una lástima que nuestro destino sea estar separados...- Dijo Kasley mientras rodeaba con sus brazos el fuerte cuello de Vegeta.

Vegeta miró a Kasley comprensivo y le rodeó la cintura con sus malheridos brazos.

-Es una lástima...- Decía Vegeta, pero el beso de Kasley hizo que se callara. Permanecieron besándose por unos minutos y luego se separaron.

-Kasley, esto es una locura. Si nos vieran...- Dijo Vegeta

-Lo sé. Lo siento, no sé que me pasó...- Dijo Kasley apartándose de Vegeta y sentándose en el piso llorando.

Vegeta posó su mano en el hombro de Kasley.

-Vegeta... ¡¡Acabo de serle infiel a Trunks!!- Gritó Kasley llorando.

-¡¡Y yo a Bulma!!. ¡¡Deja de gritar!!- Respondió en el mismo tono Vegeta.

-Vegeta...- Dijo Kasley con los ojos mojados.

Vegeta se acercó a los labios de Kasley y los besó nuevamente.

-Lo que hicimos no fue malo. Lo que es más, creo que hicimos lo correcto, porque escuchamos nuestros corazones...- Dijo Vegeta para consolar a Kasley.

-Pero... ¿Qué es lo que te dice tu corazón?, ¿Quieres estar con Bulma o conmigo?- Preguntó Kasley.

-...-

-Yo no entiendo el lenguaje del amor, por lo que no sé lo que me dice...- Dijo Kasley cabizbaja.

-Kasley, no sé que decirte, porque yo tampoco lo entiendo. Solo puedo decir que ya es tarde para ambos. Lo mejor será dejar todo como estaba antes y olvidarnos del incidente...- Dijo Vegeta pensativo mientras se ponía de pie.

-Trataré...- Dijo Kasley haciendo lo mismo.

Vegeta se disponía a salir volando, cuando Kasley lo abrazó por detrás. Vegeta volteó extrañado y Kasley lo besó. Éste le devolvió el beso.

-¡¿Pero qué no quedamos en que nos olvidaríamos de todo lo que ocurrió?!- Dijo Vegeta

-Lo sé, pero este fue nuestro beso final. El sello de nuestro secreto...- Dijo Kasley con los ojos vidriosos.

-Ya está sellado. ¿Ya nos podemos ir?- dijo Vegeta irónicamente.

-¡¡Jajajaja!!, ¿Sabes Vegeta?, haz cambiado mucho desde que te conocí la primera vez...- Decía Kasley mientras ambos Saiyans se disponían a salir volando.

-Creo que si. Pero ese Vegeta, el que te besó, está muerto, dentro de mí, y nunca más volverá a salir...- Dijo Vegeta con su misma fría mirada de siempre.

-¡¡Jajajaja!!, si, yo también te quiero, Vegeta- Dijo Kasley en carcajadas, pero Vegeta la miraba fríamente, como de costumbre.

-Ejemm... Lo mismo digo, Vegeta.- agregó Kasley en el mismo tono que Vegeta. "Si, es lo mejor. Yo amo a Trunks, y él a Bulma. Ellos no se merecen tal crueldad, y Vegeta... No. Seré fiel a nuestro secreto. La fría Kasley ha vuelto a nacer..." pensaba Kasley con esa fría y maligna mirada de Saiyan que la destacaba de cualquier terrícola.

YA HABÍA PASADO 1 AÑO EN LA HABITACIÓN DEL TIEMPO, Y ERA HORA DE REGRESAR...

-Bien muchachos, ¿Están todos?- Dijo Gohan en el umbral de la entrada a la habitación.

-No, aún no. Faltan Goku y la Kasley del futuro- Dijo Krillin desde una esquina.

Todos los Guerreros Z habían incrementado notablemente su kí, y estaban listos para luchar contra el Dr. Wildlock.

-Mmm... ya es hora de irse... ¡Todos, busquen sus kís!- Dijo Gohan preocupado. Estuvieron unos minutos tratando de localizarlos, pero no estaban por ningún lado.

-¡Maldición, prometimos nunca ocultar los kí!- Dijo Kasley enfurecida con los puños cerrados.

-¡Bahh!, iré por ese par de tontos...- Dijo Vegeta saliendo de la sala principal.

De repente se sienten dos kí increíblemente poderosos en la sala.

-¡Tío Kakarotto!- Gritó Kasley corriendo hacia su tío.

Mirai’ Kasley estaba junto a Goku. Ambos habían cambiado mucho.

-¡¡ARRRGGHH!!, ¡¡No es justo, Kakarotto!!, tu entrenas como es debido y yo me pongo a jugar muñecas con una niñita!!!!!!- Gritó Vegeta con los puños cerrados y una gran vena en la frente.

Kasley lo miró seria de reojo y Vegeta calló y se fue a maldecir a otro lado.

Mirai’ Kasley ya no tenía el cabello largo y lacio como antes. Ahora lo tenía descuidado y alborotado; y largo por las rodillas, y estaba un poco lastimada. En ese momento, con el mismo traje que Goku parecía una mezcla viva de Radditz y Goku!!. Goku estaba igual que siempre, aunque algo herido también.

-¡Valla Mirai’ Kasley, has cambiado!- Dijo Krillin mirando a la Kasley del futuro.

-Jajaja, un poco, creo...- Respondió con una sonrisa Mirai’ Kasley

-Bien. ¿Listos para irnos?- Dijo Goku frente a la puerta de salida de la habitación.

-¡¡¡Sí!!!- Dijeron todos al unísono.

En eso, Kasley siente una mano que le rodea la cintura. Voltea y sonrojada comprueba que se trata de Trunks.

-Te extrañé- Le dijo este besándole lentamente la mejilla.

"Demonios... no me animo a mirarlo a los ojos, después de lo que hice...". Kasley tragó saliva con dificultado y esbozó una sonrisa, mientras que miraba a Trunks con los ojos vidriosos.

-Yo también...- Dijo Kasley tímidamente, y le devolvió el abrazo. "Perdóname Trunks...". Pensaba Kasley. Sin poder evitarlo, una lágrima traicionera rodó por su mejilla.

-¿Qué te ocurre?- Preguntó Trunks a Kasley al verla llorar.

-...Nada... es que... creo que te extrañé demasiado...- Dijo Kasley secándose las lágrimas. Trunks la abrazó y la besó tiernamente.

"Nunca me lo perdonaré... ¡¡Nunca!!", pensaba Kasley abrazando con más fuerza a Trunks.