Make your own free website on Tripod.com
Capítulo Inhédito

"Cuanto has cambiado"
Por Kaoru Sakai

**Nota**
Para la comprensión de este capítulo inhédito se aconseja leer antes "El Misterio del Destino" para más exactitud el capítulo 3 "El Resplandor de sus ojos", disfruten la redacción.


 


Como pueden recordar en anteriores capítulos, Yeni había cambiado en su persona, era agresiva, impulsiva, descortés y altanera. Todo lo contrario a la linda chica dulce de antes. Todos habían notado el cambio tan drástico, pero no querían aceptarlo. Era casi imposible pensar que Yeni pudiera cambiar tanto.

- Yeni, despierta, es hora de irnos a la escuela.-. Le dijo Goten moviéndola de un lado a otro.

- Uuuy!, déjame en paz!!, no iré más a esa estúpida escuela.- Le contestó Yeni algo molesta.

- No te enfades!, además...ahí estará Trunks esperándote.- Le dijo Goten burlonamente.

- Escúchame Goten.- Se levantó muy enfadada. - No me estés molestando, me entiendes!!.-

- Oic! Yeni, no te pongas así...-

- Mmmmh, está bien, ya que me despertaste, voy a ir a la escuela.-

Esto sucedió un día después de que en el ataque de el monstruo a Yeni se le cayeran las gafas.
 
 

En la escuela.

- Yeni, me tenías preocupado, espero que no te haya ocurrido nada...- Le dijo el chico de cabellos lilas en la puerta principal de la escuela.

- Aaay, pero que fastidio!- Solo pronunció esas palabras y retomó a donde se encontraba su aula de clases.

- Goten, ¿qué le ocurre?- Le preguntó Trunks preocupado.

- No lo sé, no me lo preguntes a mí, sabes como son las chicas.-
 
 

Pasó un día largo de clases, pero aún en la salida a Yeni no se le había pasado ese humor que traía desde la mañana.

- Yeni, Yeni, esperame!! por qué tienes tanta prisa?.- Le preguntó Trunks corriendo hacia donde se encontraba ella casi volando por irse.

- No tengo tiempo de hablar contigo.- Le dijo mirándolo con seriedad.

- ¿Sabes?, sólo una cosa antes de que te vayas.-

- aach! qué??- Le dijo con fastidio.

- Tienes unos ojos preciosos!, de hecho nunca en mi vida había visto unos ojos iguales a los tuyos.- Le confesó de la manera más tierna y enamorada jamás imaginada.

- mmh ¿y?- Le contestó groseramente, Trunks, jamás se lo hubiese imaginado.
 
 

En casa de Gokou, fue lo mismo, era de esperarse que respondería de distinta forma, ya que bastante tiempo había transcurrido.

- Oye Yeni, tienes unos ojos muy raros, ¿de qué color son? ¿amarillos? ¿cafés claros?.- Le preguntó Milk extrañada.

- Mmmmh.- Se miró en el espejo y en su reflejo se apreció como sonreía maléficamente. - Son color ámbar.-

- Vaya!, en realidad son muy bonitos, aunque no crees que te perjudique no traer las gafas puestas?.-

- mmmh jajaja, no ya no.- Solo dijo eso y se marchó del lugar.

Después de un rato, Yeni no salía de su habitación, de pronto escuchó como Gokou hablaba con Milk diciéndole que se iba a entrenar.

- Gokou!!, no crees que es un poco tarde para entrenar!!.- Le dijo Milk regañándolo como siempre.

- Vamos Milk!, es que me siento mal sin entrenar, además Vegeta lo hace y nadie le dice nada.- Le replicó Gokou con su clásica expresión.

- Pero es preferible que Vegeta esté entrenando a estar complicándole la vida a medio mundo!!.-

- Pero Milk, solo es por un rato, me falta condición.-

- Está bien Gokou!, pero te quiero aquí temprano.-

- Sí Milk.-

Al escuchar eso Yeni no titubeó y se lanzó desesperada hacia afuera.

- Yeni!, y tu a dónde vas??- Le dijo Milk antes de que saliera.

- Yo voy a....[por qué demonios le voy a dar explicaciones!!], yo voy a hacer algo!!.- Y se fue corriendo.

Era muy extraño que Yeni saliera sola y menos en la noche. A Milk se le hacía muy raro la actitud de la chica, había algo en ella que había cambiado.
 
 

En el entrenamiento de Gokou.

- Ha, Haaaa!, Haaaaaa!!- Entrenaba Gokou.

- Gokou!!, Gokou!!.- Era la voz de una chica.

- Eeh??-

- Gokou!!.- Respirando agitadamente. - ¿Por qué la prisa en entrenar?- Le preguntó la chica que era Yeni.

- Yeni, y tu qué haces aquí??, deberías estar en casa con Milk.-

- Vine a verte entrenar, en realidad me preguntaba cuáles son tus verdaderas fuerzas?.- Y le sonrió.

- Pues si a eso has venido, está bien, ¿qué apoco tu también quieres entrenar?- Le preguntó Gokou.

- Mmmh...dime, ¿tu podrías enseñarme?.- Le dijo Yeni acercándose lo más posible a Gokou.

- Eeeh??...mmh??.- Pero una voz lo salvó.

- Yeni!!..muchachita, qué andas haciendo aquí??, no sabes que es peligroso??- Le dijo Milk muy enojada.

- Aaich!, solo vine a ver como iba el entrenamiento de Gokou!, ¿verdad?.- Miró a Gokou.

- Eeeh, mmh..aah.- Gokou titubeaba mucho, parecía intimidado por la mirada de la chica.

- Ya no digas nada!, Yeni, en la casa está Trunks esperándote.- Le protestó Milk.

- Pues yo no quiero verlo!.-

- ¿Qué dices?, que hace unos días no se veían tan amigos??.- Le dijo Milk.

- No quiero hablar con él, es un niño sin fuerzas!!!- Se fue a toda velocidad.
 
 

En casa de Gokou.

- Yeni, te estaba esperando. ¿Dónde estabas?.- Le preguntó Trunks, al llegar a la casa.

- No te importa dónde esté!!- Le dijo Yeni.

- Vaya!, pensé que después de todo, se te había pasado ese mal humor.-

- Ya ves que no.-

- Qué es lo que te ocurre eh!!?.- Le preguntó Trunks dejando la tolerancia a un lado.

- Nada!!, estoy perfectamente bien, qué no lo ves!.- Se va hacia su alcoba.

- Vaya! veo que no se le ha pasado.- Le dijo Goten a Trunks que estaba con la cabeza baja. - Vamos Trunks!, no te desanimes!.-

- Goten, qué ya no me quiere?.-

- No creo que no te quiera, vamos!, eso es imposible!, déjala por unos instantes y verás como se le pasa.- Le dijo Goten animándolo.

- Oye Goten, no sé si te hayas dado cuenta pero desde que ya no trae esas gafas ha cambiado.-

- Sabes, yo también pensaba lo mismo, a lo mejor es que ahorita se siente confundida y eso es todo.-

- Esperemos que sí.-
 

Al siguiente día en la hora de entrada a la escuela.

- Bueno Goten, tu te quedas aquí.- Le dijo Yeni.

- ¿Cómo?, tu, qué vas a hacer?.- Le dijo Goten extrañado

- Ya se me ocurrirá algo ¿no?- Le replicó la chica.

- No te irás de clases ¿o sí?.-

- Goten, Goten, Goten, ya va siendo hora que dejes de ser el niñito preguntón, hay mejores cosas que hacer que ir a clases, que fastidio!.-

- Yeni, no puedes irte, se lo diré a mi mamá!.-

- Vamos! dile lo que quieras, no me puede decir nada y ya!, déjame en paz!.-
 
 

En la salida Trunks pasaba por el parque y vió como Yeni se encontraba con un muchacho, se molestó y fue a ver que podía hacer.

- Vaya! Yen!, veo que te estás divirtiendo.- Le dijo Trunks sarcásticamente

- Pues mira que más que contigo sí.- Le dijo con una mueca de fastidio.

- Quiero hablar contigo.- Le dijo Trunks decidido.

- Oye, oye, no ves que está conmigo?.- Le dijo el chico que estaba junto a Yeni.

- Lo siento amigo, pero la hora de función terminó, necesito hablar con tu linda acompañante.- Le decía Trunks.

- Mira Trunks!, estoy harta, harta de ti, harta de todo!!, me entiendes??.-

- Mira niña!, esto se está volviendo indigno para mí, tu crees que me la paso muy bien, viendo como llevas estos dos días evadiéndome??!!.- Le dijo Trunks enfadado.

- Vieras que no me importa!!...Aaaah, aaaagh!!.- De pronto Yeni se tiró llevándose sus dos manos hacia su cabeza.

- Yeni!!, qué te sucede??!.- Le preguntó Trunks preocupado.

- Bueno eeh...yo me voy.- Les dijo el muchacho acobardado.

- Ay Trunks!, disculpa por esto!!, es que no soy yo!!, aaaaaaaghhh!!.- Le dijo Yeni cambiando la expresión de sus ojos.

- ¿Qué estás diciendo, cómo que no eres tu?.- Le dijo extrañado.

- Por favor!!, quiero irme, nunca debí quitarme las gafas ahora es demasiado tarde!.- Y se desmayó.
 
 

Al siguiente día en clases.

- ¿A dónde vas otra vez?.- Le preguntó Goten nuevamente a Yeni.

- No te importa!.- Y se fue de clases.
 

En el entrenamiento de Gokou.

- Otra vez Yeni?, si Milk te ve se va a enojar.- Le dijo Gokou.

- Ay Gokou, por qué siempre tienes que hacer lo que ella te diga?.- Le preguntó Yeni.

- Pues es mi esposa.-

- Pues sí, pero...ay olvídalo.- Le dijo Yeni viendo que no tenía el caso.- Oye, sabes como me gustan los hombres fuertes.-

- Aah, sí, no lo sabía.-

- Pues ya lo sabes, así como tu tipo.- Le dijo con una voz muy seductora.

- Aah, eeh, pues...mmmh, yo no soy tan guapo como otros, pero..- Le decía Gokou inocentemente.

- Claro que eres muy atractivo.-

- Aah, grac..gracias.-
 
 

En la noche todos estaban en la cena, Yeni no apartaba la vista de Gokou.

- Bueno Gokou, cóm te fue en tu entrenamiento hoy?.- Le preguntó Milk.

- Bien, Yeni se la pasó vigilando mi entrenamiento.- Dijo Gokou quien no sabía que había metido la pata.

- [Aic! no!].- Pensó Yeni

- Aaah con que estuviste en el entrenamiento de Gokou, ¿qué es lo que te ocurre jovencita?.- Le preguntó Milk molesta.

- Nada, es solo que como ya se lo dije a Trunks, voy a vivir mi vida como se me antoje, falta poco tiempo.- Y se va sin decir nada más.
 

En su alcoba.

- Nadie arruinará los planes del gran maestro Tahí, jajajaja!.- Dijo Yeni.
 


Así transcurrieron días y tuvo el mismo cáracter, hasta el día en que su mente explota dejando libre al demonio Tahí. (Todo esto ocurre en el capítulo 3).



FIN DEL CAPÍTULO INHÉDITO.


 



Comentarios del Capítulo Inhédito